Tratamientos efectivos con la Cura del Limón

Todas las afecciones en las que el limón actúa eficazmente pueden tratarse con una cura de limón

limonadas calientes y frias

El tratamiento es más efectivo cuando se ingiere diariamente jugo de limón en cantidades crecientes hasta un cierto límite y después en cantidad decreciente. Se empieza con el jugo de un solo limón el primer día y después se aumenta de media en medio limen cada día, hasta tomar diez limones al día (esto debe ocupar unos 19 días). Luego de este tiempo, se reduce la cantidad de forma gradual también en media limón al día (lo que tomará otros 19 días). Lo más conveniente es no tomar más de la cuenta un solo día, ya que el único modo de que la cura tenga éxito consiste en ir despacio.

Para esta cura asegúrese de que los limones estén suaves y maduros, con la piel amarillo-verde (los limones más viejos contienen más jugo).

Si tiene la seguridad de que los limones adquiridos para esta cura son de cultivo biólogo, es decir no han sido rociados con plaguicidas, conserve la cascara y la pulpa en el congelador. Puede usarlas después para preparar un jugo especial que estimula el hígado y los jugos gástricos. Cada noche. Ponga unas cascaras de limón en un recipiente resistente al calor. Vierta sobre ellas 600 ml de agua hirviendo y tápelo. A la mañana siguiente, beba este líquido mezclado con el zumo de un Limón fresco. Incluso los niños pueden tomarlo coma alternativa económica y saludable a la limonada: solo añada algo de agua fría y endulce con un poco de miel.

Una dosis para cada Afección

  • GOTA Y . Para la gota, beba en ayunas por la mañana el jugo de tres limones disuelto en media vaso de agua, durante 10 días (mínima). Interrumpa el tratamiento durante 7 días y después repítalo 10 días más y así en adelante. Este tratamiento también es útil en casos de e . En caso de reumatismo o neuralgia, corte un limón por la mitad y utilice una de las partes para hacer frotaciones en la zona adolorida varias veces al día.
  • ESTOMATITIS E INFLAMACIONES DE LA GARGANTA. Prepare un colutorio (solución) disolviendo en una cucharadita de agua tibia el jugo de un limón. Emplee el jugo pan hacer gárgaras varias veces al día.
  • INAPETENCIA. Prepare una infusión con 15 gr. de tomillo y 50 gramos de hojas de alcachofa en agua hirviendo. Cuando el líquido este tibia, fíltrelo y beba una taza  antes de cada comida.
  • Y FLATULENCA. Prepare una tintura macerando I00 gr. de alcohol de 80° con 50 gr. de cascara de limón. Después de ocho días, filtre y guarde la tintura en un recipiente cerrado herméticamente. En casos de dispepsia. Ingiera algunas gotas disueltas en un dedo de agua. Para las flatulencias, diluya la tintura en dos dedos de agua o tomar el jugo de medio limón en media taza de agua caliente.
  • RESFRIO Y . Mezcle el jugo de un limón con una clara de huevo. Bata todo durante 10 minutos y tome una cucharada de la mezcla cada media hora. En caso de sinusitis, coloque varias veces al día unas gotitas de jugo de limón en cada fosa nasal. Puede acompañar la cura tomando caldo de cebollas con el agregado de un jugo de limón.
  • . Aplique sobre la zona adolorida rodajas de limón; cuando estas se calienten. deséchelas y reemplácelas par otras nuevas.
  • DOLORES MUSCULARES. En caso de ciática, lumbalgia, hematomas, dolores de piernas y de columna, masajee la zona correspondiente con jugo de limón.
  • CONJUNTIVITIS. Lávese los ojos con cinco gotas de jugo de limón diluido en una tan de infusión de manzanilla.
  • SEDANTE DEL SISTEMA NERVIOSO. Hierva 3 hojas frescas de limonero en 300 cm3 de agua, deje reposar y fíltrelas. Tome una taza antes de acostarse.
  • PROBLEMAS CAPILARES. En caso de caída del cabello o seborrea, masajee con jugo de limón el cuero cabelludo limpio. Luego enjuague el cabello con agua tibia y ,después, fría.
  • PIES CANSADOS. Realice baños de pies con agua tibia y jugo de limón.
  • . Realice baños de asiento con agua y jugo de limón.

RECOMENDACIONES:

Nunca tome el jugo de limón directamente del fruto. Si va a hacer la cura del limón tómelo absorbiéndolo a través de un sorbete para no deteriorar y debilitar el esmalte dental. Debe tomarse siempre diluido en un vaso de agua.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*