Tratamiento De Los Cálculos Renales Y Biliares

Cálculos Renales remedios caseros

Cálculos Biliares

Los cálculos (piedras) biliares son concreciones de cristales que se forman en la cuando ciertas sustancias precipitan en la bilis. Estos cálculos pueden variar considerablemente de tamaño y causar problemas de salud de diversa intensidad.

¿Qué función desempeña la vesícula biliar?
Este pequeño órgano, en forma de pera, tiene su sede debajo del , en el lado derecho del abdomen. La vesícula biliar concentra y acumula un líquido de color amarillento o verdoso, llamado bilis, que produce el . Cuando ingerimos , la vesícula se contrae y, a través de unos tubos denominados , envía la bilis al intestino delgado, donde ayuda a descomponer las grasas de los alimentos.

La bilis contiene un determinado número de ingredientes, incluidos el y las . Estas últimas actúan como detergentes y contribuyen a la disolución de los glóbulos de grasa. La bilis contiene también colesterol, grasas y bilirrubina (producto de desecho, segregado por el hígado, que se forma a partir de la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre).

¿Qué son los cálculos biliares?
Los cálculos biliares, resultado de la enfermedad denominada colelitiasis, no son sino fragmentos de bilis solidificada. Normalmente, sus elementos componentes se conservan en estado líquido, pero cuando sucede algo que altera el equilibrio químico, se forman los cálculos. De estos, hay dos clases principales: los de colesterol (a los que se atribuye como el 80 por ciento de los cálculos registrados en los Estados Unidos) y los pigmentarios,
formados a partir de la bilirrubina y del calcio.

Los cálculos se forman cuando la bilis contiene más colesterol (o bilirrubina y calcio) del que pueden disolver las sales biliares o si un desequilibrio químico provoca su precipitación, y también cuando la vesícula biliar nose contrae con suficiente fuerza para vaciarse de bilis con regularidad. Los cálculos varían de tamaño desde partículas con aspecto de gravilla hasta esferas como pelotas de golf. Hay individuos que tienen sólo un cálculo, mientras que otros pueden tener una multitud.

¿Quién presenta riesgo de tener cálculos biliares?
El 10 por ciento de los estadounidenses, o sea alrededor de 20 millones de personas, padecen de colelitiasis. Los cálculos raras veces se forman en el niño y el adolescente, aunque pueden aparecer a cualquier edad.

Remedio Casero
Jarabe de rabanitos
Una amiga de la Botica de Barcelona nos envía este remedio de rabanitos que ayuda a expulsar los cálculos renales sin apenas dolor.
Ingredientes
4 o 5 rabanitos
1 cucharada de azúcar
Preparación
Cortar los rabanitos, ponerlos dentro de una taza y espolvorearlos con el azúcar.
Dejarlo macerar toda la noche (unas 12 horas). A la mañana siguiente puede colarse la mezcla para obtener el jarabe.
Uso
Tomarlo cada mañana en ayunas hasta expulsar los cálculos.

Cálculos Renales

Son unas concreciones o “piedras” formadas a partir de diversas sustancias químicas que, al precipitarse como cristales en la orina, se acumulan en los riñones o las . La mayoría de estos cálculos se eliminan con la orina sin necesidad de tratamiento, pero en casos graves probablemente se necesitará una intervención quirúrgica para extraerlos.

¿Qué efectos tienen los cálculos renales?
Síntomas Si bien los cálculos renales más pequeños se expulsan con la orina sin que la persona afectada siquiera se entere, el paso por las vías urinarias de otros cálculos mayores puede provocar fuertes dolores, que se suelen calificar como los más intensos conocidos. Los dolores se producen cuando el cálculo pasa del riñón a la vejiga urinaria a través del uréter, tubo de pequeño diámetro colector de la orina. Además de dolor
agudo en la región lumbar y en el costado, el paso del cálculo provoca náuseas, vómito, fiebre, escalofríos y (hematuria). Los cálculos de gran tamaño representan un peligro para la vida si obstruyen las vías urinarias y paralizan los riñones.

Diagnóstico:

Para determinar si una persona tiene cálculos renales, el médico se valdrá de radiografías y ecografías*, junto con análisis de sangre y de orina.

Tratamiento
Por lo general, los cálculos renales pueden expulsarse espontáneamente si se bebe agua en abundancia y se toman medicamentos para el dolor (analgésicos). Si son muy grandes, de más de 1,3 cm (media pulgada) de diámetro, se pueden emplear diversas técnicas para
fragmentarlos en el riñón o en el uréter, de manera que los fragmentos sean arrastrados al exterior por la orina. Por ejemplo, se utilizan a veces ondas de choque ultrasónicas (litotricia) que atraviesan el cuerpo sin lesionar el lugar donde se asienta el cálculo, al que desmenuzan para que los fragmentos puedan ser expulsados con la orina y sin dolor alguno. Muy raras veces es necesaria la intervención quirúrgica.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*