Tratamiento contra las agujetas o dolores musculares

dolores musculares remedios caseros

Las agujetas se manifiestan como una que se produce en los músculos de una zona del cuerpo después de un esfuerzo intenso, no habitual.

Su aparición se debe a una acumulación de metabolitos, que son productos de desecho que genera el organismo en la destrucción incompleta de la glucosa, y que se producen, por ejemplo, cuando se ha realizado una intensa actividad muscular. Las agujetas suelen durar un par de días y desaparecen espontáneamente.

Remedios simples:

Agua con azúcar 
Tomar un vaso ele agua con azúcar diluido alivia las molestias producidas por las agujetas.

Aspirina para las agujetas
Un remedio, ya clásico, para cuando se padecen las molestas agujetas consiste en tornar media aspirina. Se recomienda diluirla en la boca antes de tragarla, para que no resulte agresiva.

Advertencia: Deben tener sumo cuidado con los remedios a base de aspirinas y sauce aquellas personas alergicas a los ácidos salicílicos.

Infusión de sauce para las agujetas
Para aliviar esta dolencia se recomienda tomar infusión de sauce, por su contenido en derivados salicílicos y por sus propiedades sedantes.

CURIOSIDADES

La infusión de sauce es especialmente efectiva para aliviar las agujetas, pero debe saberse que esta planta posee propiedades anafrodisiacas, que ya eran bien conocidas en la antigüedad. De hecho, en la actualidad, se recomienda la decocción de corteza de las ramas jóvenes y de los grupos florales del sauce para reducir el excesivo apetito sexual.

Ejercicios para prevenir o aliviar las agujetas
Actualmente, gran parte de la población adulta mantiene una vida sedentaria, con el perjuicio que ello implica para la salud. Por este motivo, si se quiere iniciar alguna actividad física y no se está preparado para ello, es conveniente realizar antes estos sencillos ejercicios, que son muy eficaces para prevenir la aparición de las agujetas. También se pueden practicar para aliviar las molestias que estas producen cuando ya se padecen.

Brazos
En posición erguida, subir el pie derecho y tomarlo con nuestra mano derecha tirando de él, suavemente, hacia atrás. Repetirlo cinco veces. Volver a hacer el ejercicio con la mano izquierda y el pie izquierdo cinco veces más.

Piernas
Avanzar la pierna derecha, apoyar las manos sobre la rodilla y flexionar el cuerpo, forzando con suavidad. Realizar el ejercicio cinco veces. Repetir la misma serie de movimientos con la pierna izquierda otras cinco veces. Esto debería prevenir las agujetas.

Sentados

Sentarse en el suelo con las piernas estiradas. Tomar el pie derecho con las dos manos y tirar de él suavemente, hacia la cintura. repetir el ejercicio cinco veces con cada pie.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*