Sugerencias del Organismo Mundial de la Salud para combatir la radioactividad

Después de ocurrido la catástrofe en Japón, el organismo de la ONU actualizó sus consejos con respecto a , animales, ropa e higiene y medicamentos. Además explicó cómo proteger las cosechas:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió guías sobre cómo minimizar la exposición a radiación, que puede provocar , especialmente en los niños y los jóvenes.

La agencia de Naciones Unidas indicó que las medidas tomadas por Japón hasta el momento cumplen con sus recomendaciones de salud pública, incluida la evacuación de las personas que habitan dentro de los 20 kilómetros de la planta de energía nuclear dañada en Fukushima y el pedido de que quienes viven a 30 kilómetros a la redonda se mantengan puertas adentro.

No hubo indicación de riesgos de seguridad en los alimentos debido a importaciones de productos alimenticios desde Japón. Tampoco es probable que haya producción de alimentos o cosechas en la zona afectada, pero señaló que los cultivos y el ganado de la región deberían estar protegidos.

A continuación se presenta una lista de las principales recomendaciones de la OMS:

Los principales radioisótopo liberados en un accidente de una planta de energía nuclear son el cesio radiactivo y el . “Miembros del público podrían verse expuestos directamente a tales radioisótopos suspendidos en el aire o si tales materiales contaminan alimentos o ”, dijo la OMS.

Si el yodo radiactivo se respira o ingiere, se concentrará en la y aumenta el riesgo de cáncer a la . Este riesgo se puede reducir mediante el consumo de píldoras de yoduro de potasio que saturan la y ayudan a evitar la concentración de material radiactivo. “Cuando se suministra antes o poco después de la exposición, esta medida puede reducir el riesgo de cáncer en el largo plazo”, dijo. Las autoridades nacionales están en mejor posición para determinar si es justificado consumir las píldoras.

Si una supera un cierto nivel umbral, entonces puede producir un color rojizo en la , pérdida de cabello, quemaduras por radiación y un . Debido a su trabajo, los socorristas y empleados de la planta nuclear podrían verse expuestos a mayores que la población en general.

La exposición a la radiación puede aumentar el riesgo de cáncer. Entre los sobrevivientes japoneses de las bombas atómicas que los Estados Unidos lanzaron en agosto de 1945, el riesgo de leucemia aumentó unos pocos años después de la exposición a la radiación, mientras que los riesgos de otros tipos de cáncer aumentaron después de más de 10 años de la exposición.

El riesgo de cáncer a la tiroides después de la exposición a radiación es mayor en niños y adultos jóvenes.

Si son justificadas, las medidas como la restricción del consumo de vegetales y productos lácteos producidos en la vecindad de una planta de energía también pueden reducir la exposición.

“Si está entrando a una casa después de estar expuesto a radiación, desvístase en la entrada para evitar una mayor contaminación de la casa o refugio. Quítese las ropas y zapatos y póngalos en una bolsa plástica. Selle la bolsa y póngala en una ubicación segura, lejos de las zonas habitadas, niños y mascotas”, dijo.

“Dúchese o báñese con agua tibia, no hirviendo, y jabón. Informe a las autoridades que usted podría tener ropa y pertenencias contaminadas para que sean manejadas de manera adecuada y eliminadas según procedimientos aceptados a nivel nacional”, dijo la OMS.

“Si usted recibe la recomendación de permanecer dentro de casa, debería buscar la pieza más segura de su hogar y oficina, que no tenga puertas ni ventanas. Los sistemas de ventilación, como calefacción y aire acondicionado, deberían ser apagados”, dijo la agencia.

Los alimentos se pueden contaminar con materiales radiactivos como resultado de una emergencia nuclear o radiológica. “La superficie de alimentos como o los animales alimentados pueden volverse radiactivos por el depósito de materiales radiactivos que caen sobre ellos desde el aire o a través de las lluvias”.

A través del tiempo, la radiactividad puede también aumentar dentro de la comida, debido a que los radioisótopos son transferidos a través del suelo a las cosechas o animales y a los ríos, lagos o mares donde peces y moluscos pueden acumular radioisótopos.

“La radiactividad no puede contaminar alimentos almacenados; por ejemplo, la comida enlatada o plastificada está protegida de la radiactividad mientras se mantenga sellada”, dijo la OMS.

En las primeras etapas de una emergencia, y si es seguro hacerlo, los vegetales y el forraje de los animales se pueden proteger con láminas plásticas o lonas. “Recoja al ganado que esté pastando, lleve a los animales a un granero o galpón. Coseche cualquier cultivo maduro y póngalo bajo protección”, afirmó.

Evite consumir leche o vegetales producidos localmente, evite sacrificar animales y evite la pesca, caza o recolección de setas u otros alimentos del bosque.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*