Medicina alternativa preventiva contra el cáncer

42-15200386

Se denomina cáncer a un crecimiento desordenado de las células del organismo, que invaden los tejidos adyacentes y se diseminan a través del sistema linfático y sanguíneo, produciendo metástasis. Las causas de la aparición del cáncer son muy diversas, desde factores de tipo genético, hasta ambientales. A pesar de tratarse de una enfermedad grave, si es detectada a tiempo y se realiza el tratamiento adecuado, hoy en día tiene curación en un gran porcentaje de los casos tratados.

Productos recomendados para prevenir el cáncer

Para desintoxicar el organismo y prevenir la aparición de esta dolencia se recomienda el consumo habitual de los siguientes alimentos:

, y puerros (poros)

Tienen un alto contenido en alicina, que protege al organismo de los productos tóxicos que se producen en él, y puede ayudar a prevenir el cáncer gastrointestinal y de vejiga.

Leguminosas: lentejas, arvejas etc., contienen saponinas, inhibidores de proteasas y ácido fítico se cree que al parecer tienen un efecto protector para el . El mejor representante es la soya que además es rico en isoflavonas, fitoesteroles y ácidos fenólicos.

Fresas, moras, frambuesas y pecanas contienen un polifenol llamado ácido elágico además de flavonoides que podrían evitar el avance del cáncer de piel, pulmón, riñón, mama, y esófago.

Las crucíferas como el , la col y los germinados de estas se relacionan con la protección frente a cáncer de la cavidad oral, faringe, laringe y estómago.

Los vegetales de hojas verde oscuro (, , lechuga, berros, contienen fibra y ácido fólico, estarían asociados en la protección contra el cáncer colorrectal, de páncreas. La luteína y zeaxantina son betacarotenos también presentes con efectos protectores.

Uva y

Tanto la uva como el vino tinto poseen un alto contenido en caninos. Los diabéticos deben consumir uva con precaución, dado su alto contenido en fructosa y sacarosa, lis importante recordar que el vino debe ser tomado siempre con moderación.

Cítricos

Su contenido en mejora la función inmunológica. Particularmente la mandarina, por su contenido en selenio, protege del cáncer. Por ello es conveniente añadir  el jugo de una mandarina a cualquier jugo.

Alcachofas o alcaucil

Poseen un alto contenido en muchas sustancias, es un antioxidante muy activo que tiene la función de controlar la cantidad de radicales libres del organismo. Es recomendable ingerir las alcachofas recién preparadas.

Zanahorias y tomates como remedios para el cáncer

La  contiene carotenos, y al igual que el tomate, que es rico en vitamina C, tiene propiedades antioxidantes y .

Consejos preventivos y de alimentación

  • Disminuir la grasa animal en la dieta.  Las grasas de origen animal estimulan la producción de ácidos biliares que se mezclan con las heces y viajan al colon donde son convertidos en compuestos carcinogénicos por las bacterias de la flora intestinal.
  • Regular la ingestión de proteínas de origen animal. Además de contribuir a elevar los niveles de colesterol, ellas están contaminadas con pesticidas, herbicidas, fármacos y sustancias tóxicas que se utilizan en la agricultura.
  • Incrementar la ingestión de alimentos que contienen fitoestrógenos como la soja, leguminosas, frutos oleaginosos, y los cereales en general. Estos elementos son fuentes de isoflavonas que tienen gran poder antioxidante.
  • Realizar ejercicio físico de forma sistemática. La actividad física recomendada consiste en caminar a paso ligero (6 km/h) tres veces por semana como mínimo, o realizar ejercicios aeróbicos al menos 20 minutos diarios. Los trajines domésticos o andar agitado de forma cotidiana no es una forma de realizar actividad física. Estas actividades crean cansancio y agotamiento y no sustituyen a la actividad física sistemática.
  • Consumo elevado de frutas y verduras frescas de hojas verde y vegetales de colores verdes y rojos. Estos son ricos en sustancias antioxidantes como los carotenos. Sugerimos comer 2 ó 3 piezas de fruta y al menos una buena ensalada diariamente equivalente a una ingestión entre 400 y 800 gramos por día.
  • Consumo de alimentos ricos en fibra como cereales y leguminosas por su contenido en carotenoides, vitaminas C y E. Sugerimos consumir entre 600 y 800 gramos diarios de leguminosas, cereales integrales y viandas.
  • Limitar el consumo de carnes rojas y alimentos de origen animal especialmente los de alto contenido graso. Sugerimos consumir menos de 80 gramos diarios para que el aporte de calorías de este grupo alimenticio no supere el 10 % del total.
  • Evitar asado de alimentos ricos en proteínas, en particular las carnes rojas pues tienden a la formación de derivados de piridinas y carbonilos, sustancias potencialmente cancerígenas.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y dejar de fumar totalmente.

Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*