Lumbalgia – dolores de espalda

dolores de espalda remedios caseros

Friegas de romero

La es un dolor muy común en la parte inferior, o lumbar, de la espalda, a la altura de los riñones. Se calcula que el 80 % de la población lo padece en algún momento de su vida. Unas friegas con alcohol de romero son el remedio ideal para una espalda cansada y con problemas de lumbago.

Ingredientes: 
Alcohol de friegas, de 96º
3 cucharadas de romero seco o 2 ramitas de fresco

Preparación:
Poner las 3 cucharadas de romero dentro del alcohol y dejarlo reposar durante una semana (si el romero es fresco) o 15 días (si es seco). Agitarlo periódicamente.

Uso:
Restregar la zona afectada con las manos, previamente humedecidas en el alcohol. Debe frotarse con firmeza de arriba abajo, pellizcando a continuación un poco la espalda.

Lumbalgia, rebelde

Cataplasma de avena y
Este remedio no sólo alivia rápidamente la lumbalgia, sino esa tos rebelde que se repite durante días.

Ingredientes:

Vinagre

Preparación:
Hervir unos minutos en vinagre unos copos de avena.

Uso
Se ha de aplicar a modo de cataplasma en la zona afectada.

Tratamiento Alternativo

Acupuntura
Está demostrada con creces su eficacia, especialmente en lo que respecta al tratamiento del dolor y las inflamaciones de la espalda. La estimulación de los puntos de energía desbloquea la circulación energética y actúa sobre la médula espinal, frenando el paso de los impulsos dolorosos. También activa en el cerebro la secreción de endorfi-na, sustancia que el propio cuerpo utiliza como calmante.

Hidroterapia
Aparte de los tratamientos caseros consistentes en duchas, del chorro a presión y baños aromáticos, la hidroterapia se aplica en forma de utilización medicinal de las aguas termales, muy beneficiosas a causa de su contenido en minerales y oligoelementos, y de la talasoterapia, o baños de de mar calentada. Esta última se suele complementar con baños de algas, aplicaciones de lodo marino y ejercicios sobre la arena.

Homeopatía
Es una de las técnicas que más útil suele resultar en los casos de afecciones de la columna vertebral. Consiste en la administración de sustancias vegetales, minerales y animales diluidas en dosis infinitesimales. Es un tratamiento individualizado, deforma que dos personas que padezcan de la misma enfermedad tendrán diferentes prescripciones, ya que éstas dependen de la constitución orgánica de cada cual.

Osteopatía
No debe confundirse con la quiropraxia y otros métodos manuales. La osteopatía parte de la base de que el mal funcionamiento de la estructura vertebral altera el funcionamiento de los órganos y de las visceras. Mediante manipulaciones y masajes, el osteópata trata tanto la causa orgánica de la enfermedad como sus consecuencias vertebrales.

Mesoterapia
Consiste en administrar medicamentos mediante microinyecciones múltiples en las zonas afectadas. Funciona sólo como paliativo de los síntomas, es decir, actúa sobre el dolor y la pero no soluciona la enfermedad. Resulta muy útil como tratamiento complementario. Las inyecciones de mesoterapia no contienen nunca cortisona, producto que todas las medicinas naturales contemplan con muchísima precaución, sino vitaminas, oligoelementos y extractos de plantas.

Auriculoterapia
Es una técnica de masaje reflejo en la que, en vez de estimular las áreas de la espalda, se trabaja sobre los puntos situados en el pabellón de la oreja. Cada órgano y parte del cuerpo tiene su correspondencia en un punto de la oreja, y es ahí donde practica la estimulación el terapeuta. Tiene la ventaja de que se pueden aplicar pequeños parches que ejercen presión en el punto correspondiente durante varios días. Una variante de esta técnica es la reflexología podal, en la que las áreas reflejas de los órganos se localizan en los pies.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*