Intolerancia a la lactosa

Es la incapacidad de digerir la lactosa, que es el azúcar principal contenido en los productos lácteos.

¿En qué consiste la intolerancia a la lactosa?
Es la imposibilidad del intestino delgado de degradar el azúcar denominado lactosa, por la dismunición o por falta de la enzima* . La lactosa es un azúcar compuesto que se encuentra en los productos lácteos.

Normalmente, al llegar al intestino delgado, se descompone en dos azúcares simples, la glucosa y la galactosa, por la acción de una enzima llamada lactasa.

Los azúcares simples son absorbidos fácilmente por el torrente sanguíneo a través de la pared del intestino delgado, pero los compuestos más voluminosos, como la lactosa, no pueden lograrlo de esta forma. En la persona intolerante a la lactosa, el intestino no produce suficiente cantidad de la enzima lactasa y la poca que produce no es muy útil.

Diagnóstico
Para diagnosticarla, los médicos utilizan tres pruebas, en las que el paciente debe haber comido algo que contenga lactosa, a saber:

  • La prueba llamada de intolerancia a la lactosa, que sirve para determinar la concentración de , la cual demostrará si la lactosa ha sido o no descompuesta y absorbida debidamente en la sangre;
  • La prueba del hidrógeno en el aliento, que mide la concentración de hidrógeno en el aire espirado. A su vez, esa concentración es indicio de que las bacterias están haciendo fermentar a la lactosa;
  • La prueba de acidez de las heces, que es otro indicio de fermentación. Se suele usar en lactantes y niños de corta edad.

Convivencia con la intolerancia a la lactosa
Los síntomas de esta afección varían de una persona a otra y dependen de la cantidad de lactosa ingerida. Por ensayo y error, la persona intolerante a la lactosa sabe lo que no debe comer y qué cantidad puede comer sin enfermarse. Evitando los productos lácteos se deberían eliminar los síntomas, pero los que siguen esta dieta necesitan obtener calcio y de otras fuentes. Hoy en día existen en el comercio preparados que no necesitan receta y que pueden tomarse junto a los productos lácteos para ayudar al cuerpo a descomponer la lactosa.

Con medidas sencillas como las siguientes, se puede controlar la intolerancia:

  • Beber leche en pequeñas cantidades: una taza o menos por ración.
  • Comer quesos que contienen poca lactosa, como el Cheddar.
  • Beber leche sólo durante las comidas o con otros .
  • Comer yogures de cultivo activo, los cuales contienen menos lactosa que otros productos lácteos.
  • Usar leche de bajo o ningún contenido de lactosa.
  • Tomar comprimidos (tabletas) de lactasa antes de consumir productos lácteos, o bien agregar unas gotas de esta enzima a la leche normal.

Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

1 comentario

  1. podria darme informacion o brindarme documentacion para conocer con
    cual indicador se puede detectar la lactosa en la leche.
     
    Estoy realizando un proyecto en el cual se trabaja la actividad enzimatica de la LACTOSA cuando es catalizada por la LACTASA.
     
    Agradezco su diligente y pronta colaboracion pues dicho proyecto debo entregarlo el proximo viernes en una actividad la materia de biologia.
     
    Juan Camilo Porras 
     
    camilop93@hotmail.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*