Fitonutrientes: Frutos que combaten enfermedades degenerativas

Comprender el papel que los desempeñan en las plantas nos permitirá saber de qué forma pueden ser útiles para las personas.

fitonutrientes en los remedios caseros

En los últimos años, los científicos han demostrado que muchos de los pigmentos que dan su color a las frutas y vegetales contienen muchos de los compuestos que parecen combatir enfermedades degenerativas del cuerpo humano y que a su vez, brindan efectos benéficos para la salud y el bienestar del hombre.

Compuestos Únicos
Adicionalmente han identificado que dichos compuestos no son ni vitaminas, ni minerales y los han denominado fitonutrientes. También conocidos como fitoquímicos, los fitonutrientes son sustancias químicas presentes en las plantas, responsables de darles color, sabor, protegerlas de los rayos ultravioletas, ayudarlas a combatir las infecciones bacterianas, virales y micóticas, y permitirles superar las inclemencias y presiones de su entorno (insectos, animales depredadores, sequía, etc.)

Evitan Mutaciones que derivan en cancer: Entre los fitonutrientes encontramos los siguientes compuestos o sustancias químicas: flavonoides, carotenoides, luteína, terpenos, antocianinas, sulfurorafanos, entre muchos otros.

A diferencia de las vitaminas y minerales, los fitonutrientes carecen de valor nutricional. Sin embargo, actúan como antioxidantes, protegiendo al ADN celular y evitando mutaciones que podrían causar cáncer; desintoxican al cuerpo de los agentes de la contaminación ambiental; desactivan sustancias cancerogénicas; fortalecen el sistema inmune; y protegen al cuerpo del desarrollo de enfermedades crónicas degenerativas como: cataratas, artritis, tensión alta, , envejecimiento, arterosclerosis y enfermedades cardíacas, entre otras.

Pocas son las personas que ignoran hoy en día que las frutas y los vegetales son buenos para la salud, pues ellos contienen muchas vitaminas y algunos minerales y contribuyen a aumentar el aporte de fibra. Estas razones son suficientes para estimularnos a consumir estos regularmente. Sin embargo, estos aportes nutritivos parecen ser sólo la punta del iceberg, ya que, en cada mordisco a una manzana, en cada bocado de mango y en cada porción de brócoli, se ocultan otras substancias alimenticias vegetales, o “fitonutrientes”, que nos aportan aún más salud y bienestar.

Los pigmentos naturales verde y rojo intenso del repollo, la lechuga, los tomates y las fresas, han evolucionado para favorecer la absorción de los rayos ultravioletas del sol, evitando los resultados dañinos. Los compuestos aromáticos del ajo y la cebolla protegen de las infecciones bacterianas y virales.

Los fitonutrientes fueron ampliamente estudiados hace más de 65 años por el doctor Carl Rehnborg.

Usted debe consumir diariamente una fruta y un vegetal de cada uno de los ochos grupos de colores. De esta manera, obtendrá toda la gama de fitonutrientes que necesita para conservar un óptimo estado de salud. En este sentido, se recomienda ingerir de cinco a nueve porciones diarias de frutas y vegetales.

Curan Afecciones Causadas por el sol

Jugos o zumos hay de muchos tipos pero hemos de ser conscientes de cuales son las necesidades de vitaminas y minerales de nuestro cuerpo en verano.

Jugos para el calor

Recuerde que las frutas y vegetales de colores vivos son más ricas en nutrientes. La recomendación es seleccionar uno de cada color en la lista que sigue y un adicional del grupo anaranjado. Siga el plan arco iris, pruebe los diferentes colores y haga que su plato luzca como una caja de colores con el fin de no perderse ningún fitonutriente.

Cuando llega el verano y aumenta el calor hemos de retocar nuestra dieta. Aumentaremos el consumo de frutas y alimentos crudos (ensaladas, gazpachos, tabulé, etc.) Por el contrario disminuiremos los alimentos que nos hacen generar más calor (carnes, sopas y todo tipo de alimentos que necesiten cocciones muy largas o sean muy grasas)

Los jugos son una manera natural de refrescarnos y aumentar el aporte de vitaminas tan necesarias para compensar el efecto oxidante del sol y la mayor pérdida de vitaminas y sales minerales ocasionadas por el sudor.

¿Cómo preparar los jugos para el verano?
Los jugos deberán tomarse siempre recién preparados, con la fruta bien madura y a ser posible fuera de las comidas (son un tentempié ideal) También puede sustituir una comida si puntualmente no tenemos apetito o hemos comido demasiado en la comida anterior.

Es muy importante proveerse de frutas y verduras frescas de primera calidad y en su punto de madurez adecuado. En verano suele ser muy fácil conseguir gran variedad de frutas bien maduras.

Hemos de lavar bien las frutas y diluir un poco el jugo si vemos que su sabor es demasiado fuerte.

Añadir un endulzante natural, si es necesario (azúcar morena, stevia, agave, melaza de caña, miel, etc.)

Podemos poner algún condimento como un poco de canela, anís verde molido, vainilla o una pizca de jengibre.

Los jugos hay que tomarlos poco a poco ya que gracias a una buena insalivación aprovecharemos mejor sus nutrientes y serán aún más digestivos.

Nutrientes y tipos de jugos para el verano más adecuados

La vitamina A y el betacaroteno son buenos antioxidantes que protegen la de los efectos nocivos del sol. Son especialmente indicados para aquellas personas con “alergia al sol” o sea gente que cuando toman el sol les sale una especie de sarpullidos o reacciones alérgicas. Los jugos más indicados son principalmente los de zanahoria y tomate. Podemos añadir cerezas, albaricoques, melón o melocotones (duraznos)

La vitamina C o ácido ascórbico tiene también una función antioxidante y a la vez favorece una piel sin arrugas ya que colabora en la síntesis del colágeno. La verdad es que la mayoría de frutas son riquísimas en vitamina C pero destacaríamos la naranja, el kiwi, todos los frutos del bosque (moras, arándanos, fresas, grosellas, etc.) Los zumos o jugos de verduras también son riquísimos en vitamina C. El gazpacho (una especie de jugo o sopa cruda de verduras muy típica en España) es un claro ejemplo de bebida refrescante y con un gran efecto antioxidante. Suele llevar pimientos, tomate, cebolla, pepinos, ajo, aceite de oliva, una pizca de sal y un chorrito de vinagre. Se sirve todo bien triturado y opcionalmente con trozos de pan tostado.

Los jugos de arándanos rojos pueden ayudarnos para aliviar las molestias de las infecciones de orina muy típicas del verano (a menudo por llevar demasiado rato el bañador mojado) Beber mucha cantidad de líquido (el jugo de naranja también ayuda mucho ya que favorece un cambio de PH en la orina que “no gusta” a las bacterias de la infección de orina.

Ejemplos de jugos para el verano

  • Jugo de zanahoria con naranja.
  • Jugo de tomate y pepino con un chorrito de limón.
  • Jugo de naranja con un poco de zumo de arándanos.
  • Jugo de pomelo, piña, manzana y lima.

Es muy importante recordar que los jugos comparados con los típicos refrescos de cola o similares tiene muchísimas ventajas: no llevan ningún aditivo químico, quitan la sed y nos portan muchos nutrientes para cuidar nuestra piel, protegernos del sol a la vez que facilitan el bronceado y mejorar, en general, nuestra salud.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*