El Agua: Una Bebida Milagrosa

La mejor manera de evitar la retención de , es darle al cuerpo lo que necesita: bastante .

vaso de agua

El agua es probablemente el elemento más importante en la , aunque la mayoría de nosotros no la apreciamos, ésta puede ser la única “razón mágica” para la pérdida permanente de peso, ya que suprime el apetito naturalmente y ayuda al cuerpo a metabolizar la almacenada.

Agua es un componente esencial en nuestra existencia, representando el 6o% del peso corporal de un adulto, por lo tanto, no podemos dejar de ingerida.

Sin embargo, y a pesar de lo trascendente que resulta su presencia en tu organismo, el cuerpo no tiene la capacidad de almacenar este vital elemento, por lo que es necesario reponer en forma constante el agua que pierdes día a día, a través del sudor, la respiración, la y las heces.

Estudios han demostrado que al disminuir la cantidad de agua que tomamos, los depósitos de grasa aumentan, mientras que al incrementar la cantidad de agua que tomamos, los depósitos de grasa disminuyen.

Los riñones no pueden trabajar propiamente sin suficiente agua y cuando esto ocurre, le pasan algunas de sus funciones al , el metaboliza la grasa almacenada para convertirla en energía que el cuerpo puede utilizar.

Si el hígado tiene que hacer alguna de las funciones de los riñones, éste no puede trabajar en toda su capacidad y consecuentemente metaboliza menos grasa, por lo tanto, provocará que más grasa se quede en los depósitos del cuerpo y la pérdida de peso se detenga.

Si eres propensa a retener agua y crees que reduciendo su consumo te ayudará a remediar el problema, en realidad sucede lo contrario: el cuerpo percibe una falta de agua como una amenaza a su sobrevivencia y empieza a retener cada , el agua es almacenada en espacios extracelulares (fuera de las células), causando hinchazón de pies, manos y piernas.

La mejor manera de evitar la retención de agua, es darle al cuerpo lo que necesita: bastante agua.

Si tienes un problema constante de retención de agua, el exceso de sal puede ser el causante, ya que tu cuerpo tolera la concentración de sodio hasta cierta cantidad, es decir entre más sal comas, tu cuerpo necesita más agua para poder disolverla. El deshacerse de la sal innecesaria es fácil, sólo toma más agua.

En un individuo promedio, se estima que el consumo requerido de agua es de alrededor de dos litros y medio al día. Se recomienda consumir entre 8 y ro diarios.

Es necesario reponer en forma constante el líquido que se pierde día a día.”


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

1 comentario

  1. uf excelente articulo por que nos brinda buena información que muchos no sabíamos y que es importante para tener una vida saludable…!!!
    ojala sigan haciendo esto que es muy importante… 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*