Como tratar el estrés y las plantas medicinales para combatirla

El estrés es un mecanismo de supervivencia para superar problemas y riesgos, pero prolongado puede ser la causa de desarreglos orgánicos y enfermedades.

remedios caseros para el estres

Superar el estrés, combatir el estrés, son conceptos que llaman la atención, pero en general responden a un cierto desconocimiento de lo que es. Superarlo, porqué: Combatirlo es incluso estresante. ¿Qué debemos hacer con el estrés? Intentaremos explicar el concepto, del estrés y algunas medidas para hacerlo más llevadero, incluso para que nos pueda servir para progresar.

Si nos encontramos estresados, deberemos hacer cambios en nuestra vida y el modo de afrontar los problemas, pero no podemos cambiar lo que desconocemos; solo sabiendo y conociendo nuestra situación podremos observarnos más profundamente y realizar estos cambios.

Si preguntamos a una decena de personas que definan el estrés, seguramente todas sabrán algo; pero casi seguro que tendremos doce respuestas diferentes, aunque en general las doce tendrán una connotación negativa del estrés, como si siempre fuera un problema.

El estrés es un mecanismo de supervivencia, de alerta, de enfrentamiento o de fuga, pero en todo caso su finalidad es sobreponerse a las dificultades con un gasto de energía excepcional. Si el estrés es agudo o crónico, o si se percibe como bueno o malo, como activo o pasivo, depende sobre todo del individuo. Quizás de tanto utilizarla, se ha de definir mejor la palabra estrés, ya que la definición tradicional lo relega a una simple cuestión física o mental definición que se queda corta en una sociedad en la que las situaciones estresantes van en aumento y nos llegan por diferentes vías.

FORMAS DE COMUNICARSE
Veamos varios ejemplos: los videojuegos son una gran fuente de estrés en la juventud (y frecuentemente, en los no tan jóvenes), pero parece que ya no causan tanto furor como hace pocos años, sino que la electrónica ha evolucionado hacia nuevas formas de comunicación; el pitido del móvil anunciando mensajes y mensajes hace que el estrés nos acompañe hasta eI baño, por hablar de un lugar más íntimo. De esta manera, aparecen síntomas nuevos del estrés, que abarcan desde el trabajo, al estudio, la alimentación o el ocio.

Cuando nos encontramos estrenados, con frecuencia acudimos a apoyos, o uno el alcohol, el tabaco, las bebidas energéticas, los refrescos de cola… pero todo esto no hace más que aumentar los efectos nocivos del estrés, aunque muchas veces no nos demos cuenta.

Pero el estrés es ¿malo?, ¿es bueno? Se dice que sin estrés el hombre no habría descubierto el fuego ni la rueda ni tantas y tantas cosas que le han hecho evolucionar. Esta es la primera visión del estrés, la que nos permite evolucionar, desarrollamos y adaptarnos a las situaciones nuevas o repetitivas.

FASES DEL ESTRES
Hans SeIye definió correctamente los efectos del estrés: alarma es el primer periodo. Cuando se identifica un riesgo, el cuerpo reacciona mediante el estado de alarma durante el cual se produce adrenalina para preparar una respuesta de lucha o escape, existe una activación del eje de la hipófisis y se produce cortisona. Una respuesta saludable de estrés comporta una serie de mecanismos. En esta fase, el cerebro da la orden de respuesta inmediata a las Ondulas suprarrenales. Es la fase bioquímica que nos hace estar en estado de tensión o de alerta, como si nos hubiéramos tomado cuatro cafés. Ante estas órdenes, el hipotálamo activa otras partes de las glándulas suprarrenales y segrega cortisol, a lo que el sistema nervioso responde con un estado de alerta, una reducción inmediata de la libido y el ardor sexual, ya que lo prioritario es estar por otras cosas.

Resistencia es la segunda fase, si el agente egresar sigue presente, buscando la mejor manera de soportar el estrés, y aunque el cuerpo ha puesto en marcha mecanismos de soporte, esta adaptación al exceso de tensión no se puede mantener indefinidamente, ya que las reservas empiezan a agotarse.

CÓMO TRATAR EL ESTRÉS

Podemos empezar variando rutinas, alternando la actividad física con la psíquica. Nada hay más cansado que no movernos o pensar demasiado repetitivamente en los problemas de la vida diaria. Si todos los problemas se perciben como importantes, estatuas quitando relevancia a las cosas importantes de la vida y nos estamos estresando innecesariamente. Hemos de cultivar el optimismo.

Reposo y relajación: es quizás el punto clave del control del estrés. Mucha gente, ante el estrés, opta por reducir las horas de sueño si es que tiene insomnio: otros siguen trabajando sábados y domingos, o realizan actividades fatigantes. Reposar no es solo dormir, es dormir bien y, además, realizar actividades relajantes.

Muchas personas trabajan todo el día y, al llegar por la noche a casa y realizan mil actividades del hogar; otras no pueden perdonarse la media hora de footing por la mañana aunque no hayan descansado. Los niños que se acostaron tarde deben despertarse a la hora prevista. Todo ello a veces nos lleva al consumo de esté estimulantes para afrontar el estrés creciente.

Ejercicio: solo una décima parte ele la población hace el ejercicio que debería, mientras que algunas personas de trabajo sedentario se gastan las pilas en footing, gimnasios y ejercicios agotadores que ponen en riesgo su corazón. Ni tanto ni tan poco. Lo ideal es un ejercido constante, moderado, integrado en la vida diaria. El ejercicio diario reduce el azúcar, el colesterol, la tensión arterial, el estrés y la incidencia de enfermedades cardiovasculares. El ejercicio correcto no solo nos ayuda a tener los músculos en forma, sino que nos ayuda a respirar, algo que debemos practicar cada día, ya que es importantísimo saber respirar bien.

Nutrición adecuada: lo que comemos influye enormemente en nuestro estado anímico, y por ello, en las situaciones de estrés, comemos cualquier cosa que no nos ocupe demasiado tiempo, ni para comprarla, ni para elaborarla. Muchos síntomas digestivos como empacho, indigestión, inapetencia o alimentación compulsiva de tipo bulimico pueden estar relacionados con el estrés. La regularización de los hábitos alimentarios es importantísima. Un reposo después de la comida es tan importante como la comida en si.

No consumas cafeína: el café agiliza la memoria ayuda a concentrarnos. Desafortunadamente, muchas personas utilizan el café (también el chocolate, las bebidas de cola, el té), para superar los momentos de tensión o estrés, ya que permiten sacar la última gota de adrenalina y noradrenalina de nuestras glándulas, derivando hacia la adicción y dependencia de la sustancia.

Alcohol: a bajas dosis parece ayudarnos en un primer momento, pero todo es ilusión. La dilatación circulatoria que provoca el alcohol en los vasos cerebrales parece clarificar nuestros pensamientos, pero es lo que nos creernos, no la realidad. Como el alcohol es altamente calórico, nos ayuda a comer menos, y peor, el estrés exige una nutrición adecuada que el alcohol suele impedir,

REMEDIOS NATURALES CONTRA EL ESTRÉS

Es más importante estar atentos a lo que no debernos hacer que a lo que debemos hacer. Pero podernos recurrir a remedios. El magnesio es un suplemento que podemos tomar, que en general las recomendaciones diarias de magnesio están por encima de lo que consume la mayoría de la población. Además, el estrés hace consumir más magnesio, lo cual empeora la deficiencia. El magnesio nos relaja, pero reduce también la incidencia de afecciones cardiovasculares. Las legumbres (incluyendo la soja), cereales (por ejemplo, copos de avena), frutos secos, bróculi, espinacas, guisantes, acelgas, fruta seca (especialmente higos) o ciertos pescados como el atún o las gambas son muy ricos en magnesio. Si además de ello suplementamos con magnesio, podemos añadir hasta 2 gramos diarios (usualmente, en forma de comprimidos, uno o dos al día).

“…Es más importante estar atentos a lo que no debemos hacer que a lo que debemos hacer, aunque remedios como el magnesio ayudan…”

PLANTAS RELAJANTES

Espino blanco: las flores son un remedio magnífico, ya que su infusión ayuda a bajar la tensión arterial evitando las palpitaciones. Ponemos dos o tres cucharaditas por taza y las dejamos en infusión tres o cuatro minutos antes de filtrar.

: se utiliza su raíz, en infusión larga, o bien en comprimidos o cápsulas que no hacen sentir su fétido olor; el sabor, sin embargo, no es tan desagradable. Si la tomamos en forma de comprimidos o cápsulas, podemos tomar dos, hasta 3 o 4 veces al día como tratamiento de ataque. Nos ayudará además a dormir, aunque de día no tiene por qué darnos somnolencia.

: es discretamente relajante, menos que las anteriores, pero da un agradabilísimo sabor a las infusiones, lo que la hace un complemento ideal como relajante y como agente de Sabor.

: de origen sudamericano. esta planta es además de un agente de sabor. una excelente planta medicinal que podemos utilizar en infusión.
Flor de la Pasión: a pesar de su nombre, es poca apasionada y propia para las pasiones diarias que nos inducen al estrés. Se usan sobre todo las hojas, en infusión.

: es conocida desde hace milenios y su comercio fue fruto de un lucrativo negocio desde el area de cultivo, en Corea, hasta China. Dicen los antiguos textos que proporciona al hombre la agilidad del mono, el vigor sexual del toro y la longevidad del elefante. Es eficaz en personas mayores con déficits de energía y solo en periodos controlados de tiempo, en el estrés, como remedio para pasar la época más dura luego relajarnos.

: de origen peruano, crece en la puna, la zona más alta del páramo andino, a más de 4.000 metros de altitud. Se denominaba el chocolate del inca porque este la consumía para darse vigor físico y sexual (de hecho, hay estudios que demuestran que mejora la calidad de los espermatozoides). Se presenta comercialmente en forma de cápsulas, pero en realidad es un rabanito de altitud que debería consumirse en cantidades mucho mayores (cuatro a quince cápsulas diarias) o bien consumirlo como antiguamente, unas cuantas cucharaditas al día. No produce nerviosismo.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

1 comentario

  1. Hola Blanca,soy yanet de chiclayo FELIZ DIA DEL AMOR a ti tambien;me gustaria enviarle un saludo a mi gran amor y decirte que cada dia de mi vida lo amo mas,gracias por amarme sin condiciones y aceptarme tal y como soy.
    Sabes Blanca este 26 de marzo estamos cumpliendo 3 años juntos y me gustaria mucho que el supiera que yo lo amo con toda mi vida y que no me importa esperar el tiempo que sea para estar algun dia a su lado.
    TE AMO WALTERtu eres y seras el gran amor de mi vida gracias por dejarme vivir a tu lado.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*