Colesterol Alto Y Sus Consecuencias – Primera Parte

Colesterol Alto - medicina salud

El colesterol es una sustancia de tipo graso que se encuentra normalmente en todas las células y tejidos. Cumple funciones de sostén, protección y compensación del medio interno. Lo aportan, en general, los de origen animal. Cuando su nivel es excesivo, en forma permanente y en altas cantidades, se transforma en un peligroso enemigo, ya que se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos o en las vías biliares, con graves consecuencias. ¿Cuánto colesterol necesitamos? ¿Cómo evitamos su exceso?

Es necesario
El punto de partida es saber que nuestro organismo necesita una cierta cantidad de colesterol porque éste cumple diversas funciones. Por ejemplo, en la sangre actúa compensando el medio líquido y ayudando al “transporte” de los glóbulos rojos. En otras palabras, la ausencia de colesterol derivaría en una mala oxigenación de células y tejidos.
El nivel de colesterol en la sangre se mide a través de un análisis llamado colesterolemia.
Los valores normales de referencia se ubican entre 140 y 250 miligramos por decilitro de sangre (la décima parte de un litro).

Lo “bueno” y el “malo”
En realidad, está formado por dos tipos distintos. El colesterol HDL es el “bueno”, el imprescindible para cumplir sus funciones. Debe hallarse en la sangre en una cantidad mayor a los 55 mg/dl en los hombres, y a los 65 mg/dl en las mujeres. Por debajo de los 35 mg en los hombres y de 40 mg en las mujeres, existe una situación de riesgo por carencia de esta sustancia.

El colesterol LDL es el “malo”, el que se acumula y provoca las enfermedades. Debe hallarse en la sangre en un nivel menor a los 150 mg/dl. Si excede esta cantidad, es necesario comenzar a cuidarse. Más allá de los 190 mg/dl indica un riesgo mayor y la necesidad de un tratamiento más intensivo.


Mucha comida, poco ejercicio

El colesterol alto es un cuadro típico de aquellas personas de vida sedentaria, que comen en exceso o basan su dieta en muchos alimentos de origen animal y ricos en grasas. En otras palabras, la fórmula mucha comida + poca actividad física es un camino seguro para llegar a él. Sin embargo, también pueden tenerlo personas delgadas y más activas.
A partir de los 30 años y, sin discusión, desde los 40 es aconsejable realizarse periódicamente una colesterolemia para controlar su nivel. Es mucho más fácil, en base a algunos cambios en la alimentación y cierta dosis de ejercicio, revertir un proceso que se encuentra en sus inicios que hacerlo cuando sus niveles son mucha más altos y, posiblemente, con mayores consecuencias.

¿Cuanto necesitamos?
En condiciones normales, necesitamos unos 300 mg diarios de colesterol para mantener los niveles del HDL. Si el del LDL supera los valores normales, es necesario disminuir la cantidad hasta que recupere su nivel aceptable. A continuación, damos una tabla de alimentos significativos para el colesterol y qué cantidad de éste contienen.

Algunos datos pueden sorprendernos. Por ejemplo, los cortes magros de carne vacuna tienen menos cantidad de colesterol que el pollo. Las vísceras (las famosas “achuras”), en cambio, presentan cifras más altas. Los mariscos contienen valores altos, pero no así la mayoría de los pescados, en especial los poco grasos. El huevo de gallina tiene un valor realmente alta, pero sólo en la yema, no en la clara. Los aceites vegetales no contienen colesterol, aunque sí grasas.

ALIMENTOS QUE CONTIENEN MÁS DE 100 Mg. DE COLESTEROL CADA 100 Gr.

  • de vaca 265
  • 108
  • Riñón de vaca 375
  • Sesos de vaca 2 000
  • Mollejas de vaca 375
  • Bagre 152
  • Camarón 138
  • Cangrejo 125
  • Langostino 132
  • Mejillones 126
  • Sardinas en aceite 140
  • Hígado de cerdo 365
  • Riñón de cerdo 365
  • Sesos de cerdo 2 000
  • Menudos de ave 200
  • Hígado de pollo 555
  • Huevo de gallina 390 (c/u)
  • Hígado de cordero 300
  • Riñón de cordero 375
  • Sesos de cordero 2 200
  • Manteca 240
  • Margarina 115
  • 110
  • Queso cheddar 100

Los cortes de carne de vaca, o de ternera, desgrasados, contienen entre 40 y 50 mg. de colesterol por cada 100 g (, cuadrada, , cuadril, lomo, bola de lomo, etc.).
El muslo y la pechuga de pollo, desgrasados y sin , tienen alrededor de 70 mg cada 100 gr. La mayoría de los quesos (camembert, edam, mantecoso, mozzarelio, parmesano, pategrás, petit suisse, port salut, roquefort, sardo, etc.)
tienen entre 70 y 100 mg cada 100 gr. Los quesos desgrasados tienen 30 mg cada 100 gr.

Continuará…


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*