30 Mitos y verdades sobre las dietas II

dietas de salud

Mito 18. El levantamiento de pesas es sólo para hombres.

Una rutina de ejercicios con pesas bien elaborada puede brindar muchos beneficios para tu salud, como son el aumentar tu densidad ósea y tu masa muscular. El músculo quema más calorías que la grasa, por lo que al aumentar tu masa muscular ocasionas un aumento en las calorías que gastas diariamente. Estos beneficios son importantes tanto para las mujeres como para los hombres. Sin embargo, lo que sí puede cambiar es la rutina específica que debas realizar y el peso que puedas levantar, según tus características individuales y los objetivos que te propongas. Además, al realizar ejercicios con pesas no solo quemas calorías en el momento de hacer el ejercicio sino durante muchas más horas.

Mito 19. Las fajas y los trajes para sudar son efectivos.

Las fajas de hule están fabricadas con una especie de látex que al estar en contacto con la piel, produce transpiración y eleva la temperatura corporal en la zona de contacto. Luego de hacer ejercicio notarás una ligera pérdida de peso, pero ésta es debido a la pérdida de líquido corporal causada por la transpiración.

Mito 20. Estoy muy viejo para comenzar a ejercitarme.

Nunca es tarde para hacer ejercicio. El secreto de una vejez sana y feliz está en mantenerse activo. El ejercicio te ayuda a mejorar tu función cardiovascular, a reducir los factores de riesgo para desarrollar algunas enfermedades e incrementa tu estado de bienestar en general. ¡Anímate!

Mito 21. Es necesario tomar suplementos de proteína para ganar músculo.

Tus músculos necesitan proteína para crecer, pero si sobrecargas a tu organismo con suplementos de proteínas, tu cuerpo no puede utilizarlo todo de un jalón y el sobrante será desechado por los riñones.

Si esto ocurre día tras día, tus riñones finalmente se sobrecargan causando daño permanente a estos importantes órganos.

Si llevas una alimentación balanceada que te proporcione la cantidad de calorías y proteína que tu cuerpo necesita, no es necesario que gastes en este tipo de suplementos.

Mito 22. Si dejo de hacer ejercicio mis músculos se convertirán en grasa.

Si dejas de hacer ejercicio tus músculos pierden tamaño, por lo que se reducirá la tasa con la que quemas calorías; además con el solo hecho de dejar de hacer ejercicio, estás gastando menos calorías. Esto no significa que el músculo se vuelva grasa ya que son dos tejidos totalmente diferentes.

Te recomendamos acompañar tu plan de alimentación con una rutina de ejercicio, y si por algún motivo no puedes ejercitarte, debes de tener en cuenta que tu consumo de calorías debe igualar a las calorías que gastas.

Mito 23. Es mejor hacer ejercicio por la mañana.

El horario tiene poco que ver cuando se trata de aumentar tus niveles de actividad física. Lo más importante son los beneficios que obtienes al hacer ejercicio, por lo que no importa la hora sino que lo hagas y bien hecho.

Ten en cuenta que debes disfrutar del ejercicio que escojas, de esta manera te resultará más fácil. Para seleccionar la mejor hora, integra el ejercicio a las demás actividades de tu vida diaria y hazlo de manera permanente.

Mitos del

Mito 24. Durante el embarazo debo comer por dos.

En el embarazo no hay que comer el doble, sino que hay que comer mejor. La cantidad de comida y el peso que debes de aumentar dependen de tu actividad física y del peso con el que iniciaste tu embarazo. Es cierto que aumentan los requerimientos, especialmente después del primer trimestre, pero una alimentación completa y variada hará que tu embarazo se desarrolle correctamente y que tu bebé tenga un peso adecuado.

Mito 25. La comida picante o muy condimentada le hace daño a mi bebé.

Las comidas picantes o condimentadas no afectan a tu bebé, pero pueden irritar tu estómago y ocasionar gastritis o acidez. Platica con tu médico si se te presenta este problema.

Mito 26. Algunos vegetales con sabor fuerte son malos para mi bebé.

Algunas personas señalan que comer brócoli, coles o ajo le hace daño al bebé, pero esto no tiene ninguna evidencia científica. Mantén una alimentación variada, que incluya todos los grupos de alimentos, como la que MiDietaTM te ofrece y le estarás brindando un gran beneficio a tu bebé.

Mito 27. Si soy vegetariana tengo que cambiar mi dieta por mi bebé.

Una dieta vegetariana puede ser saludable durante el embarazo; sin embargo, tienes que evaluar tu consumo de alimentos ricos en proteínas, vitamina B12, vitamina D, calcio, hierro y zinc y monitorear que tu ganancia de peso sea la adecuada. La leche de soya fortificada y los cereales son buena fuente de estos nutrientes, pero siempre revisa las etiquetas de los productos que consumas para estar segura de que estas consumiendo lo que necesitas. Puedes tomar un multivitamínico y suplementos si es necesario. Las expertas en nutrición de pueden ayudarte a diseñar un plan de alimentación vegetariano para que tu consumo de proteínas sea el adecuado.

Mito 28. No debo hacer ejercicio durante el embarazo.

Es recomendable que hagas ejercicio moderado pues favorece la llegada de sangre al útero, te mantiene en forma para ayudarte en el momento del parto y favorece una recuperación más rápida después de tener a tu bebé. Algunos de los ejercicios que puedes hacer durante tu embarazo bajo la supervisión de tu médico son Pilates, yoga, Tai Chi, caminar y nadar.

Mito 29. La placenta protege al bebé de las sustancias dañinas que yo consuma.

La placenta protege a tu bebé de algunas de las sustancias dañinas, pero no lo protege de todas. Por eso durante este periodo debes evitar el consumo de sustancias dañinas para ti, tales como cigarrillos y bebidas alcohólicas, así como consultar con tu médico antes de tomar cualquier medicamento, ya que estas sustancias pueden hacerle daño a tu bebé.

Mito 30. Debo satisfacer cualquier antojo que tenga para evitar hacerle daño a mi bebé.

Los antojos durante el embarazo no tienen nada que ver con tu bebé, de hecho se cree que son resultado de los cambios hormonales que ocurren en tu cuerpo. Te recomendamos que trates de satisfacer los antojos que tengas que sean saludables y evites aquellos que sean muy altos en calorías, azúcares o grasas para que puedas evitar así una ganancia excesiva de peso durante tu embarazo.


Sobre Anthonela Colón Portal 332 Artículos
Homeópata y Psicóloga. Psicóloga por la Universidad Ramon Llull. Graduada en Homeopatía por la Universidad de Middlesex (Centre for Homeopathic Education). Psicoterapia y Counselling, en the School of Psychotherapy and Counselling Psychology.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*